Bill Gates quiere reinventar el WC con inodoros "eficientes" que no requieren instalación

Bill Gates quiere reinventar el WC con inodoros "eficientes" que no requieren instalación

Publicidad

La desigualdad es quizás una de las patologías sociales más graves de la actualidad, sumada a la destrucción progresiva del planeta que está ocasionando nuestro paso por él. Pero por suerte la filantropía invade a personajes que en su momento amasaron una buena fortuna, con iniciativas tan llamativas y aparentemente prácticas como la idea de Bill Gates para reinventar los inodoros.

Algo que para muchos es un elemento más de la casa, algo básico que ya tenemos o que nos encontramos en cualquier cafetería o espacio público, pero que supone todo un lujo en ciertas ubicaciones, o bien algo imposible de integrar por lo que requiere su instalación. Al menos tal y como lo concebimos actualmente, lo cual pretende empezar a cambiar Gates con esta última iniciativa.

De revolucionar la informática a reinventar el WC

El eslogan de la Fundación Bill & Melinda reza que todas las vidas tienen el mismo valor y es lo que Gates ha perseguido con las iniciativas que puntualmente ha dado a conocer y con sus donaciones desde hace más de una década. Iniciativas de cara a cuidar el planeta tirando de satélites o la que hoy nos ocupa, pasando por carraspear a la esfera política en materia energética.

¿Qué es esto de reinventar el inodoro? En realidad es repensar el sistema que sustenta éste, el cual requiere una instalación y una energía que no puede proporcionarse en todos los lugares por falta de medios.

Inodoros que no requieren agua, alcantarillado o electricidad y que no expulsan los residuos a una fosa y un sistema de tuberías, sino que éstos se recogen para separarse y procesarse para que tengan un valor comercial (como agua limpia o fertilizante). De este modo, podrían instalarse en prácticamente cualquier lugar y sobre todo requerirían un menor coste de instalación y mantenimiento, lo que los convierte en candidatos potenciales a ser el sistema de elección en regiones con menos recursos.

Reinvent

Que la igualdad empiece también por la higiene

El proyecto se encuentra aún en fase de pruebas y la fundación de Gates lleva invertidos más de 200 millones de dólares durante los siete años que lleva estudiando este inodoro alternativo, apuntan en BBC. La idea es que las ciudades pobres puedan ahorrarse el costoso sistema de tuberías que describe Gates y que estos inodoros tengan un coste de mantnimeinto diario menor de 5 céntimos al día, explicó el fundador de Microsoft a CNN.

No es casualidad que Gates eligiese China para el anuncio del proyecto. El país ya tuvo su "revolución del WC" iniciada por el presidente Xi Jinping, con la que se mejoró la higiene pero habiendo aún muchas regiones rurales para las que el sistema habitual de alcantarillados y gestión de residuos no son accesibles.

Aún no han dado detalles sobre cómo funcionan estos inodoros, pero según describen estarían cerca de lograr un sistema práctico, más limpio e incluso provechoso para estas áreas con menos recursos. Seguiremos atentos y esperando que tanto ésta como otras iniciativas contribuyan a que la higiene sea algo más habitual para quienes no tienen la suerte de nacer ya rodeados de ella.

Temas
Publicidad
Publicidad
Inicio